Las escuelas de Reggio Emilia, una propuesta educativa que merece reconocimiento

reggio

Yadira Pérez | M. en Educación, BIMBI Comunidad Infantil.-

Reggio Emilia es un pequeño poblado de casi doscientos mil habitantes en Italia. Para la mayoría de las personas éste puede pasar desapercibido, pero para los que nos dedicamos a la educación su nombre ha cobrado gran importancia. La filosofía educativa y prácticas pedagógicas que siguen en sus escuelas han ganado reconocimiento mundial como uno de los mejores programas para la educación inicial y preescolar.

Su historia comienza después de la segunda guerra mundial cuando un grupo de padres de familia, guiados por el pedagogo Loris Malaguzzi, exigieron al gobierno italiano una educación más justa y humana para sus hijos. Así, sus escuelas están comprometidas, antes que nada, como un espacio público y un lugar de práctica ética y política. Es por eso que la participación de los padres de familia es esencial y toma diferentes formas; ellos participan día a día en las experiencias educativas que se llevan en la escuela y debaten en reuniones con los maestros cuestiones de pedagogía relacionadas con el programa. Además, los padres de familia no sólo cuidan el bienestar de sus propios hijos, si no de todos los niños que conforman la comunidad educativa.

En Reggio Emilia maestros y personal administrativo han profundizado acerca de la imagen del niño, es decir se han cuestionado quién es el niño; y así retratan a un ser competente, activo, crítico e interesado en construir su propio aprendizaje. De esta manera los niños tienen una participación activa y protagónica en la escuela, además de que los programas educativos realmente responden a sus intereses y necesidades. En Reggio Emilia los niños son escuchados, respetados y tomados en cuenta como seres humanos que piensan y sienten.

Igualmente, ellos especulan que los niños y las niñas demuestran una innata y altísima sensibilidad y facultad perceptiva en relación con el espacio, así las instalaciones de sus escuelas destacan de una estética particular. Sus espacios educativos son bellos, cálidos, iluminados, además de promover en el niño aprendizajes significativos a través de la autonomía, la resolución de problemas, la experimentación y el descubrimiento.

Es así como las escuelas municipales en Reggio Emilia han ganado popularidad como una de las mejores propuestas educativas de la actualidad oportunidades de educación pertinentes a los niños y sus familias de su comunidad. 

La propuesta educativa de Reggio Emilia nos invita a recapacitar qué es lo que los niños realmente necesitan de las instituciones educativas para su buen desarrollo y aprendizaje. Y así ellos expresan “La infancia es la metáfora más bella para describir las posibilidades del hombre, a condición que se le permita existir, se le reconozca y se termine con todos esos procesos de aceleración, de imitación cultural que, negándola, no destruyen la infancia, sino al hombre”.

contacto@bimbi.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *