Las emisiones de autos amenazan la salud

El crecimiento del parque automotor y la cercanía con autopistas y vialidades con tránsito denso son factores que siguen poniendo en riesgo la salud humana, advierte un reporte del estadounidense Instituto de efectos en la salud (HEI, por su sigla en inglés). “La evidencia es suficiente –dice el estudio- para sostener una relación causal entre la exposición a la contaminación producida por el tráfico y la exacerbación del asma entre los niños”.       

Al respecto, Dan Greenbaum, presidente del HEI, señala: “Tenemos datos contundentes del vínculo entre contaminación por el tráfico y exacerbación del asma infantil. Además, si nos ponemos a pensar en la altura a que son lanzadas las emisiones de los vehículos veremos que coincide con la altura de los niños, que reciben directamente esas emisiones”.

El reporte, titulado Traffic-related air pollution: a critical review of the literature on emissions, exposure, and health effects (disponible en http://www.healtheffects.org/), fue elaborado por un panel internacional de expertos que se dieron a la tarea de revisar más de 700 estudios realizados en todo el mundo. Como resultado, encontraron evidencia que sugiere que la contaminación provocada por el tráfico puede ocasionar además el inicio del asma infantil y otras afecciones respiratorias, reducción de la función pulmonar y enfermedades cardiovasculares que incluso pueden llevar a la muerte.

“En un rango de 300 a 500 metros en torno a las autopistas se encuentra el área más afectada por las emisiones del tráfico”, advierte. “El problema en las ciudades mexicanas es que cada vez hay más viaductos, periféricos, circuitos, segundos pisos, supervías y otras obras viales que intentan acelerar el tránsito pero sólo consiguen generar congestionamientos en más zonas urbanas, lo que incrementa el riesgo para la salud de amplios sectores de la población”, comentó Gerardo Moncada, coordinador de Transporte eficiente en la asociación civil El Poder del Consumidor. El estudio calcula que en esa situación de riesgo se encuentra entre el 30% y el 45% de la población en la mayoría de las ciudades estadounidenses.

Para Greembaum, no hay duda al respecto: “Cuando se construyen nuevos caminos hay mayor tráfico y bajan los beneficios de la obra, porque hay congestionamientos y se incrementan la tasa de vehículos que por ahí circulan, así como sus emisiones”.

En ese sentido, el estudio explica: El rápido crecimiento de la flota automotriz, la expansión de las áreas metropolitanas y la creciente dependencia de los automóviles han dado como resultado que cada vez más gente viva y trabaje muy cerca de autopistas y caminos con denso tráfico, lo que contrarresta en cierta medida los beneficios de regulaciones y tecnologías para controlar la contaminación.

Ante esta situación, el presidente del HEI sugiere: “lo primero es tener autos más eficientes y menos contaminantes en las calles. Cada nuevo auto debe tener tecnología más verde que el anterior. Me refiero a tecnología que ya existe. Lo segundo es encontrar las medidas necesarias para reemplazar la flotilla caduca, que es la mayor fuente de contaminantes. Ese es uno de los aspectos más difíciles porque se dirige a gente de bajos recursos. Y para proteger a los niños, elaborar criterios de ubicación y de uso de suelo para espacios infantiles, como las escuelas, por ejemplo, para que no estén cerca de vialidades importantes”.

“Es por ello que varias asociaciones civiles mexicanas estamos demandando al gobierno la distribución de diesel de ultra bajo azufre (UBA) en toda la República mexicana, como lo establece el calendario de la Norma 086, así como la publicación de una norma de eficiencia vehicular para autos nuevos, compromiso adquirido por el Gobierno Federal en 2009, y la actualización de las Normas 042 y 044 para control de emisiones en vehículos ligeros y pesados, necesarias para reducir las emisiones que amenazan a la salud”, señaló Sandra Guzmán, directora de clima y energía en el Centro mexicano de derecho ambiental.

Las emisiones de autos amenazan la salud: HEI

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *