La institucionalización de la injerencia profesional

· Escúchanos los jueves 14:00 hrs en COMA Y PUNTO de Radio Universidad por el 89.5 FM. Programa de la Licenciatura en Nutrición de la UAQ

nutricion

Marcela Romero  | Gerontóloga social.-

Dentro de muchos de los cambios que está sufriendo nuestro país con sus reformas, aparentemente ya desde fines del 2014 se dejaba ver una tendencia a la desprofesionalización del personal sanitario de las instituciones públicas. Empezaban a alertarse las y los enfermeros, puesto que sólo se consideraría como profesional de la salud al médico y el resto en una categoría laboral diferente. Finalmente hablamos de una desprofesionalización simbólica, pero contundente en lo laboral y salarial. Una reingeniería del sistema que abarataría la mano de obra del personal paramédico que hace equipo interdisciplinario con el médico a fin de dar una mejor atención desde cada una de las trincheras científicas.

Iniciando este año, la carrera de nutrición tuvo un fuerte golpe, merecido y necesario para sacudir a una de las carreras peor pagadas, contrariamente a ser la que responde a la atención de los principales casos de morbilidad en México. A pesar de escuchar por todas partes la necesidad de revertir los casos de obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedad renal, en todas las instituciones de gobierno escasamente ha habido unas cuantas contrataciones. Tenemos al DIF laborando con un equipo mínimo de nutriólogos contratados, así mismo la Secretaría de Salud, la misma FAO-PESA, apoyados de practicantes y otros tantos subempleados para tareas cortas. Sin embargo, dondequiera se cuenta con personal médico.

Ante una pregunta formulada por un nutriólogo después de haber trabajado al sur del país, formando parte del servicio médico de una empresa, en la cual, un grupo de médicos generales y uno más con especialidad de medicina interna, brindaba consulta de Nutrición a los más de 3,000 empleados de dicha empresa, la respuesta sacudió a todo el gremio de forma viral por redes. Y es que fue el ¿Por qué un licenciado en medicina es personal CALIFICADO para brindar consulta de Nutrición? En nuestro tránsito como equipo de salud, claramente podemos constatar que nadie más que el licenciado en Medicina puede profesar con la amplitud de esos conocimientos; así mismo sucede con las Enfermería, la Psicología y cualquier otra rama de la salud. En este caso, se observa frecuentemente al médico atendiendo planes de alimentación aprendidos a razón de una asignatura durante la carrera, donde la nutrición es “un tema fácil” que se resuelve como todos habremos ya escuchado alguna vez por los galenos: “ hay que comer saludable, comer fruta, verdura y agua”. Y entregar posteriormente algún panfleto sobre alimentos recibido por alguna empresa o descargado de internet. Sin habilidades para realizar una evaluación del estado nutricio completo, ni cuantificar macro y micronutrimentos dentro de los regímenes, ni conocer características bromatológicas, mucho menos psicosociales de la alimentación, se llegan a dar todo tipo de recomendaciones basadas más en sus propios saberes que en evidencia científica.

A razón de ello, la misma Secretaría de Salud ha normado la consulta de nutrición, sus contenidos y participantes. Hoy sabemos que la obesidad requiere un trabajo conjunto profesional. Ni el nutriólogo ni el médico pueden hacerlo todo. Muchos médicos están conscientes de ello y trabajamos retroalimentándonos. Pero aparentemente estos fines económicos laborales han primado sobre toda directriz y la respuesta fue apabullante.

Dicho cuestionamiento fue respondido por la Coordinadora de asesores de la Secretaría de Salud, la Act. Sandra Orci Gutiérrez, señalando concretamente dos puntos: El primero de ellos, que el licenciado médico cirujano, “al concluir su formación, está facultado y calificado para brindar, entre otras, consulta de nutrición, así como prescribir planes de alimentación a pacientes, toda vez que su formación le proporciona conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores para resolver problemas de salud relacionados con la nutrición, integrando las disciplinas, clínicas biomédicas y sociomédicas…” En el segundo punto destacan que, de acuerdo al artículo 33 de la Ley General de Salud, le faculta a brindar dicha consulta.

Un programa de estudios de treinta asignaturas en cuatro años, se ve suplido por una asignatura de nutrición, de otra carrera

Ante ello la reacción ha sido inusitada, la molestia de quien cubre un programa de más de treinta asignaturas, de más de cuatro años de estudios. Que se ven suplidos por una asignatura de nutrición de otra carrera y, por su puesto, muchos conocimientos también de fisiología, pero muy lejanos a la complejidad del fenómeno alimentario.

El licenciado en nutrición no tiene más armas que su trabajo y viralizar esta ofensiva como ahora parece ser el único camino: las redes sociales. En espera de la respuesta de nuestros órganos colegiados y asociaciones, por la red se ha buscado el apoyo para requerir al Secretario de Salud Dr. José Ramón Narro Robles, el Subsecretario de Integración y Desarrollo del Sector Salud Dr. Eduardo González Pier, el Director Ejecutivo de Fomento Sanitario – COFEPRIS Gibrán Alejandro de la Torre González, el Presidente de la Comisión Nacional de Bioética Dr. Manuel Hugo Ruíz Chávez de Guerrero, el Director del Instituto Nacional de Salud Pública Dr. Mauricio Hernández Ávila,la Presidenta del Colegio Mexicano de Nutriólogos Mtra. Victoria Eugenia Ramos Barragán NC, la Presidenta de la Asociaicón Mexicana de Miembros de Facultades y Escuelas de Nutrición A.C. M.A.S.S. Jannelly Gómez Rodríguez, la Presidenta de la Academia Nacional Mexicana de Bioética Dra. Martha Tarasco Michel MD PhD, el Subsecretario de Educación Superior Salvador Jara Guerrero (cabe destacar que también esta instancia abrió una carrera de nutrición ¡¡“on-line”!!), la Dirección General de Profesiones SEP Bernardo Espino Castillo del Barrón y la Dirección General de Calidad y Educación en Salud con Sebastián García Saiso.

Si las personas tan sólo pudieran depositar en las y los Licenciadas(os) en Nutrición de México, la misma confianza que automáticamente brindan a cualquier otra profesión, oficio o producto comercial para el cuidado de su salud nutricional, entonces, serían cada vez más las personas que pudieran sentir la seguridad de que se estarían acercando a hablar y ser tratados por el personal de salud directamente calificado para ello. Por otro lado, en México, la Ley General de Salud en el artículo 79 establece que la Nutrición, -a diferencia de un arte u oficio-, es una profesión que requiere de una preparación académica estandarizada, dirigida y supervisada, así como de horas de trabajo de campo y práctica clínica, lo cual es oficialmente avalado por las instancias educativas mexicanas correspondientes, con el requerimiento de la obtención de credenciales como título y cédula profesionales para ejercer legalmente la Nutrición. A su vez, la Normatividad Oficial Mexicana vigente en materia de Nutrición, principalmente NOM-043-SSA2-2012, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación, NOM-008-SSA3-2010 para el tratamiento integral del sobrepeso y la obesidad, y relacionadas, definen y delimitan legalmente el alcance de las diferentes profesiones involucradas en toda intervención primaria de Nutrición para la salud, ya sea desde la orientación alimentaria hasta el manejo clínico de pacientes.

Esta iniciativa mediática afortunadamente ha contado con miles de firmas entre las que se han sumado médicos, ajenos a los intereses particulares de las instituciones y no de acuerdo en INSTITUCIONALIZAR LA INJERENCIA PROFESIONAL, un error ético y legal, mismo que sutilmente se gesta con aparentes inocentes faenas donde quedan unos por otros.

Todos y todas somos responsables de salvaguardar los derechos individuales y colectivos, a sabiendas de que si no se respetan en otros…tarde o temprano vienen tras los tuyos.

Sin más y para los que gusten apoyarnos, encuentra el enlace en change.org NO MÁS SERVICIOS DE NUTRICIÓN BRINDADOS POR GENTE SIN TÍTULO O GRADO EN ÉSTA ÁREA . Ω

marceromero70@hotmail.com

2 Responses to La institucionalización de la injerencia profesional

  1. José Luis Avila dice:

    Hola Marcela, ¿eres Lic. en Nutrición?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *