La glándula pineal

pineal

Andrea Pesqueira  | Instructora del Método Cyclopea.-

La Glándula Pineal se encuentra ubicada al centro de nuestro cerebro, posee el tamaño de un chicharo y es la encargada de secretar la hormona de la melatonina también conocida como “la hormona de la eterna juventud”; tiene su razón de ser esta definición puesto que es gracias a la melatonina que la Glándula Pineal pone una barrera para que los radicales libres no ejerzan su acción sobre nuestro organismo. Los radicales libres son agentes que están en el oxígeno que respiramos y causan deterioro celular conllevando esto a resultados lamentables como enfermedades catastróficas: cáncer, alzeihemer, sida por nombrar algunas. También se le reconoce según la biología como la “guardiana del sistema inmunológico” y la ciencia nos señala que está activa hasta los siete años de edad y desde ahí comienza a mermar su funcionalidad hasta cuando ya somos adultos, si tuviéramos que observar la presencia de melatonina en el torrente sanguíneo, esta sería un delgado hilo dentro de ese fluir.

Lo anteriormente señalado refiere a la GP en su resultado biológico; cabe destacar que estamos refiriéndonos también a un símbolo sagrado. El Tercer Ojo, según la cultura oriental, el Ojo de Horus, el Ojo que todo lo ve, según los egipcios, la visión del Cyclopea dice la masonería o el Ojo del Gran Arquitecto; la Cueva de Brahma para los Budistas.

El filósofo René Descartes (1550-1675) a pesar de la visión mecanicísta que se tenía del mundo en esa época, aludió a la Pineal como “El Asiento del Alma” cuando le preguntaron si hubiese un lugar en el organismo humano donde el alma habitara… sin duda sería la Glándula Pineal respondió el filósofo.

Datos Relevantes de la Glándula Pineal:

La glándula Pineal es el punto de arranque de la construcción del embrión en el seno de la madre.

La glándula pineal adquirió su nombre debido a su forma, semejante a una piña.

Las pineales recogidas en autopsias, pesan en el hombre un máximo en el mes de Marzo, y un mínimo si son examinadas en Julio; mientras que en la mujer, el máximo peso se obtiene de las recogidas en Enero y el mínimo, de las obtenidas en Mayo.

La glándula pineal contiene la mayor concentración de fluoruro en el cuerpo.

Las tuátaras, reptiles endémicos de Nueva Zelanda, desarrollaron una prolongación de la glándula pineal que se traduce como un tercer ojo. Este ojo tiene su lente, su córnea, su retina y un nervio conectado al cerebro. Como está debajo de la piel no tiene función visual pero reacciona a los rayos UV y físicamente se observa como una ligera protuberancia frontal cubierta de escamas.

BASES BIOLÓGICAS

La glándula pineal o epífisis es una parte de nuestro cerebro ubicado justo al centro de éste, a la altura del entrecejo, que aunque solo pesa 173 miligramos en promedio y su tamaño no es mayor al de un chicharo, controla funciones muy importantes de nuestro cuerpo. En su función biológica, secreta la hormona llamada melatonina que es la responsable de:

1. La regeneración celular

2. Tiene propiedades inmunológicas que previenen el cáncer, cardiopatías, Alzheimer, SIDA y depresión, entre otras enfermedades.

3. La regulación del sueño.

4. La generación de antioxidantes que bloquean los radicales libres, los que a su vez son responsables del envejecimiento.

Además de la melatonina, la glándula pineal, produce un neurotransmisor llamado dimetiltriptamina (DMT). Este neurotransmisor se produce de manera natural en pequeñas cantidades y se le atribuye un efecto en las creaciones visuales del sueño natural e incluso en las experiencias cercanas a la muerte y otros estados místicos.

Esta glándula es también conocida como el tercer ojo debido a sus similitudes con estos órganos. La glándula pineal cuenta con una apertura con un lente para distinguir luz, es hueca y tiene receptores para distinguir colores y tiene una visión de 90 grados. Sus funciones son muy distintas a la de un ojo, sin embargo reacciona a los estímulos del entorno y es fotosensible ya que convierte la información lumínica en secreción hormonal. Así mismo, cuando está desarrollada, reacciona a variaciones en el campo magnético.

BASES ENERGÉTICAS

En la antigüedad se consideraba a la glándula pineal como un centro de poder superior, simbolizado en un dibujo que representaba un triángulo luminoso con un ojo al centro. Para la religión católica, hoy, significa el poder de Dios; para la masonería, la visión del Cíclope; dentro de la tradición egipcia se le conoce como el ojo de Horus, y en el mundo asiático como el tercer ojo o centro de la clarividencia y la intuición. También encontramos este símbolo en culturas ancestrales precolombinas y polinésicas, representando siempre un concepto sagrado. En terminología iniciática se le conoce como “la puerta del paraíso” y aun el filósofo francés, Descartes, lo definió como “el asiento del alma”.

Pero ¿qué es lo que hace que tantas culturas hayan considerado a la glándula pineal de esta manera? El triángulo lumínico con un ojo al centro se refiere a la relación pineal-pituitaria que en conjunto forman una red de interacción que abre el portal de acceso consciente a los planos superiores.

Seguramente quienes fijaron este símbolo en el billete de dólar, sabían lo que hacían.

¿Quién es FRESIA CASTRO?

El trabajo de Fresia Castro puede resumirse en una palabra: “Creación”.

Esta mujer chilena, sencilla, cálida y determinada, ha sido una férrea impulsora de la recuperación de la sabiduría ancestral Americana, cautelando con tenacidad las claves que nos hacen ser los arquitectos de nuestras vidas con la capacidad de manifestar lo que hemos soñado.

La aplicación de esta metodología ha impactado en distintos ámbitos, cómo la salud, la psicología, el arte, la educación, así como en organismos de gobierno, empresas privadas e instituciones avocadas en la recuperación de talentos y potencias de niños, jóvenes y adultos.

La Revista internacional “RRHH Management”, la consideran entre los 10 “Gurús” americanos, dentro del mundo Empresarial.

Ha sido considerada también por la Revista Internacional “Mujer Ejecutiva” en México, como “Revolucionaria de la Conciencia”.

Escritora, con varios best-sellers latinoamericanos, Master en Artes del École des beaux-arts de Paris y creadora del método de Activación Interna de la Glándula Pineal.

Periodista especializada en el área Científica, con un Post Grado en Culturas Precolombinas, Post Grado en Psicología, Máster en Artes, Escritora, Impulsadora del Rol Espiritual y Cultural Ancestral de América Latina, para el mundo. Vivió más de diez años en el Desierto de Atacama. Creadora de los talleres de Arte Americano y presidenta de la Corporación de Arte Americano AMERARTE, enseñando y rescatando las potencias creativas de los pueblos ancestrales del altiplano chileno.

andrea_pesqueira@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *