¡HABEMUS DIPUTADO LIBRERO!

Por. PSIC. VÍCTOR MANUEL HERNÁNDEZ LUÉVANO

PSICÓLOGO Y LIBRERO DE VIEJO

El fin de semana pasado dio inicio, en la Alameda Central de la Ciudad de México, la edición XXXII de la Feria del Libro Usado y Antiguo, organizada por los libreros de la capital del país, donde acuden compañeros del gremio tanto de dicha entidad, como de otras latitudes tales como Xalapa y Guadalajara, por mencionar algunas. Ayer, martes 25 de febrero de 2020, sufrieron un intento fuerte de embate por parte de las autoridades capitalinas, toda vez que fueron avisados que por medio de la fuerza pública serían retirados del perímetro donde se ubican establecidos y con el cual cuentan permiso para operar hasta el próximo 01 de marzo.

Dicha notificación les fue realizada de “palabra”, a inicios de este pasado martes, por lo que varios compañeros, de los 150 libreros establecidos en este polígono del espacio público tuvieron que empezar a empacar su mercancía en un estado de tensión e impotencia por impedir la continuación de su actividad cultural, más allá del espectro comercial, que con tanto esfuerzo dedican a la difusión de un artículo que muchas ocasiones ya no se encuentra con facilidad en las grandes cadenas de libros nuevos. Los compañeros se vieron obligados a mostrar su legítima inconformidad por este atropello. De inmediatamente la imagen que mostraba dicha cancelación se viralizó por medio de las “benditas redes sociales”, y diversos colegas no escatimaron en mostrar apoyo en su difusión.

La Fuerza del Destino

Fue alrededor de las 13:00 Hrs; cuando el diputado federal de la sexagésima cuarta legislatura, Gerardo Fernández Noroña de la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo (PT), transitaba por la zona con la intención de acudir a la adquisición de algunos libros, una costumbre muy arraigada en el legislador de extracción izquierdista; grande fue su sorpresa al igual que su desencanto, cuando descubrió que los más de 150 libreros comenzaban en su desmontaje de una feria, que de la mano del Mtro. César Sánchez, ha venido realizando con un ímpetu y esfuerzo, que solo los que estamos de este lado del telón libreril conocemos el sacrificio que nuestra actividad representa.

Al momento que el legislador, representante del cuarto distrito federal que comprende la Alcaldía de Iztapalapa se dio cuenta del atropello al cual eran sometidos, dialogó con varios de ellos, y de inmediato tomó cartas en el asunto, comunicándose directamente con la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, quien se mostró sorprendida de semejante atropello, en el cual, algún colaborador de ella, la iba a someter al escarnio público al ultrajar de esta manera al gremio cultural, y que por supuesto, no estaba enterada de esta medida brutal que le podría haber costado la censura mediática en tiempos de la “cuarta transformación”.

El legislador, durante su estancia en las carpas destinadas para la Feria del Libro, dio voz a los libreros, haciendo una transmisión en vivo para la red social de Facebook, donde al ser informados que podrían continuar con toda normalidad hasta el próximo domingo 01 de marzo, agradeciendo el gesto en apoyo de este sector que históricamente ha vivido marginado en cuanto a promoción y difusión de su trabajo se refiere.

Fernández Noroña hizo una enérgica invitación a los libreros a retomar la invitación del presidente: “Las libertades no se suplican, se conquistan, es un gusto que el Gobierno de la Ciudad haya corregido un error que hubiera sido terrible, no lo podría permitir porque yo soy un librero y lector empedernido” Así mismo se expresó en la necesidad de darles mayor apoyo al trabajo que por décadas se han venido realizando con mucho esfuerzo, dedicación, padeciendo muchas dificultades para poner a disposición del público sus libros, exponiéndose a las inclemencias del tiempo, las bajas ventas y el desgaste físico que implica montar carpas, mesas, mantelería, estantería, empacar y cargar cajas de libros.

Noroña Librero

En este contexto, podemos afirmar que Fernández Noroña es el primer representante que se distingue abiertamente por la difusión y resistencia de las ferias de libro. Contrario a los vituperios que desde hace 14 años ha sido expuesto por diversos medios de comunicación, y sus propios compañeros de partido, no es de extrañar el gesto de sensibilidad que el diputado mostró hacia este núcleo cultural. Para los que tenemos el gusto de reconocer su trayectoria política, en su primera participación como legislador federal, este acostumbraba citar referencias bibliográficas para defender sus posicionamientos, siendo un momento crucial cuando entregó al entonces Secretario de Seguridad Pública en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, Genaro García Luna, el libro de la reconocida periodista Anabel Hernández, titulado “Los Señores del Narco”, donde Fernández Noroña le hacía constancia de su aparición en ese ejemplar. De igual manera reprodujo dicho obsequio con todos sus compañeros legisladores. Una vez concluido su encargo, y al verse comprometido en sus ingresos, decidió incursionar en este noble oficio, poniendo a venta su amplia gama de libros que venía atesorando por varios años y que en palabras propias del sociólogo de profesión: “no suelo atesorar los libros, una vez leídos prefiero que circulen”. En una videocharla realizada a través de su canal oficial “GFNoroña” en You Tube; expresó que su deseo más grande para este país es convertirlo en una nación “lectora empedernida”. En varias ocasiones ha alternado su actividad política con la difusión de ferias de libros, presentaciones literarias, y en 2016 publicó su primer libro titulado “Casa Blanca. Expediente Abierto” en donde daba cuenta del pendiente que había por el escándalo por el entonces presidente Enrique Peña Nieto y una residencia ostentosa que habría adquirido durante su gestión. Recientemente mostró, con la transparencia que lo caracteriza el espacio que ha dedico a su hogar en PRO de los libros, y en cada entrevista que da una puntual intervención, aprovecha para hacer alguna recomendación literaria.

En este contexto podemos resaltar el valor que un representante popular que le ha venido dando a los libros, haciéndoles un reconocimiento por su trascendencia e importancia para alcanzar la tan anhelada transformación del país. Sin exagerar es Noroña nuestro “#DiputadoLibrero”.

Finalmente, agradecer también la buena disposición a la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, quien dio instrucciones precisas para corregir lo que hubiera sido un atropello. Aprovecho para invitar a nuestros lectores a la XXXII Feria del Libro Usado en la Alameda Central de la CDMX, donde encontrarán un importante acervo bibliográfico con una infinita variedad de precios, temas, etc.

Es importante, que el gremio librero conquiste, como bien señaló el diputado Noroña, sus libertades y no se han visto como “ambulantes”, sino como promotores culturales en resistencia. Un especial reconocimiento al librero César Sánchez, quien ha tenido una experiencia de 30 años en este sector donde aplicó su aprendizaje como líder sindical.

Comentarios: hdezluevano27@gmail.com

PD: Me sorprendió que ningún medio tradicional tales como Grupo Reforma, El Universal, Grupo Imagen y Noticieros Televisa dio cuenta del gesto del diputado Noroña, al cual siempre denostan en cada momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *