Guardianes de las semillas

– Agroecología y prácticas agrícolas ancestrales solución a problemas ecológicos, sociales y culturales que afectan al mundo y al país.

– Guardianes de las semillas de 18 estados de la República reclaman el derecho de guardar, reproducir, multiplicar, intercambiar, donar, compartir, vender y regalar libremente las semillas.

Francia Gutiérrez Hermosillo | Vía Orgánica.-

Con el objetivo de reunir iniciativas y organizaciones mexicanas relacionadas con la defensa de las semillas para proponer alternativas, establecer estrategias conjuntas y avanzar en articulación de vínculos de apoyo que refuercen las acciones se llevó a cabo el Primer Encuentro Mexicano de Guardianes de Semillas en el Rancho Agroecológico de Vía Orgánica los días 18 al 20 de marzo de 2017, en donde se dieron cita las y los 136 participantes provenientes de comunidades de 18 estados Puebla, Guanajuato, Aguascalientes, Veracruz, Michoacán, Jalisco, Morelos, Colima, Oaxaca, Chiapas, Jalisco, Querétaro, Yucatán, CDMX, San Luis Potosí, Edo. de México, Quintana Roo y Nuevo León.

Con la consigna de demostrar la gran fuerza de nuestras semillas, vincular y profundizar nuestro conocimiento, las y los asistentes dialogaron e intercambiaron propuestas como lo narró Camilo Garibaldo, pequeño productor de la comunidad de Chiquilistlan, Jalisco.

“Así como entendemos que cada uno de nosotros somos el ayer, el hoy y el mañana, estamos preparando el presente y el futuro, de eso se habló en el encuentro. En este tipo de encuentros, vi como la armonía tiene una fuerza superior de lo que nos podemos imaginar. Todo el encuentro, en armonía, luchó por la vida. Me hicieron sentir un ser superior de lo que había sido, es lo que he aprendido de ustedes como pueblo, como comunidad. Yo soy ustedes, ustedes son yo, esa armonía se hace sentir de una manera en la que no tenemos por que temer o pensar en negativo, si vamos en positivo el mundo va a continuar”.  Del el maíz y la semilla … “No permitamos que la semilla se contamine, porque esa semilla somos nosotros. Sí se contamina, nosotros estamos contaminados. Podemos cuidar al maíz, el maíz no nos puede cuidar a nosotros.  Desde que di los primeros pasos de mi comunidad para acá, lo que traía en mente es que venía a un encuentro de vida y logró su objetivo. Vamos a no perder el rumbo, a enseñarnos a valorar lo que somos semilla única en el mundo, con una memoria excelente, que llevamos dentro. Solo hay que descubrir que tenía y que ha perdido ya sea para lo que le hace falta o para conservar la semilla que nos da la vida.”

Desde el año 2012 se generó un movimiento internacional en defensa de las semillas y que para el noviembre de 2016 las chinampas de Xochimilco México albergaron a la Red de Semillas de Libertad, de la cual se desprendió la necesidad de generar un Encuentro Mexicano de Guardianes de Semillas para conocerse, encontrar intereses, experiencias y retos, así lo compartieron Juan Manuel Martínez (ECOPOL), Nereida Sánchez (Semillas Colibrí) y Miguel Ángel Escalona de la Universidad Veracruzana al hablar de los antecedentes del evento.

Con la facilitación de la Doctora Mercedes López de Vía Orgánica y  Organic Consumers se dio paso a las conferencias. La “Situación de las Semillas en México. Transgénicos a 20 años” fue abordada por la Doctora Elena Álvarez Buylla del Instituto de Ecología de la UNAM, quien destacó que – Sin las comunidades originarias y campesinas con un anclaje de organización comunitaria no es posible conservar las semillas y eso lo saben las grandes corporaciones, quienes pretenden romper esa membrana comunitaria generando dependencia de las semillas privadas usando métodos tecno-científicos como el desarrollo de híbridos y de transgénicos.

En su turno, Adelita San Vicente Directora de la Fundación Semillas de Vida compartió la “Situación actual de las semillas y demanda colectiva contra la siembra de maíz transgénico” ahí resaltó que – el capitalismo buscó apoderarse de todo el sistema alimentario y de toda la cadena de producción y uno de estos eslabones es las semillas, lo hacen a través del cercado de las semillas con la tecnología, las leyes y las políticas. Pero las semillas tienen el potencial de detener a las grandes corporaciones monpólicas, sobre todo en países megadiversos como el nuestro.

Además, durante la jornada se realizaron talleres en torno a la comercialización de semilla leyes, experiencias, rentabilidad, control de calidad. Iniciación a la producción de semillas. Semillas de Arbustivas Nativas Aliadas en la Producción de Alimentos. Lotería de plantas visitadas por abejas. Acceso a Recursos genéticos. Bancos de Semillas mexicanos.  Diversidad de maíces nativos de México y aspectos de su mejoramiento por campesinos. Semillas y Niñxs. Importancia de las comunidades para el cuidado y conservación de semillas  nativas. Museo Vivo. Herramientas para la conservación de semillas en el huerto de Vía Orgánica. Certificación orgánica participativa. Método Biointensivo de Cultivo para la producción de semillas y calidad de semillas producidas a pequeña escala que culminaron con la presentación de “¡SIEMBRA!, serie de vídeos educativos sobre producción de semillas.

Sin duda el momento de mayor comunión se dio durante los espacios de intercambio de semillas entre las diversas regiones del país, expresadas en manos campesinas. Unos y otros, hombres y mujeres, intercambian palabra y conocimiento con la esperanza de que los cultivos se sigan extendiendo como bandera de resistencia y permanencia ante las amenazas que atentan contra la vida. Así se tejen propuestas, al compartir una semilla fuente de alimento para el cuerpo y el espíritu, símbolo cultural de identidad, de campesino a campesino, se fortalece el territorio, la soberanía alimentaria y la autonomía de los pueblos.

En asamblea general se aprobó el Manifiesto Movimiento de Semillas libres de México: 19 de marzo 2017, San Miguel de Allende, Guanajuato, México.

Reconocemos, valoramos, horramos y agradecemos la herencia de los pueblos mexicanos en la labor de criar, domesticar, diversificar, preservar y compartir, multiplicar y facilitar la evolución de la semilla criolla y nativa. Estas semillas son el fundamento de la soberanía y autonomía alimentaria, la salud y la permanencia de México y su cultura en los territorios. Constituyen un bien común y un patrimonio planetario al servicio de la humanidad.

Como Movimiento defendemos las semillas libres y soberanas y reconocemos la diversidad como riqueza en todas sus formas.

Como guardianes somos aquellos que guardamos, circulamos, multiplicamos, defendemos y compartimos una o más semillas.

Las semillas criollas y nativas son fuente de diversidad biológica y cultural ya que inspiran la creación individual y colectiva en las comunidades.

Por lo tanto, reclamamos el derecho de guardar, reproducir, multiplicar, intercambiar, donar, compartir, vender y regalar libremente las semillas.

Nos basamos en la amistad, la confianza, la solidaridad y el compromiso colectivo como factores básicos para la efectiva articulación del Movimiento.

Declaramos que toda especie, variedad pertenece al dominio común por lo mismo posee derecho de libre circulación, sin fronteras, para compartir e intercambiar libremente ya que el movimiento revitaliza la semilla permitiendo su evolución y adaptación climática, geográfica.

Desconocemos a los organismos genéticamente modificados e híbridos degenerativos como semillas ya que no cumplen la función de generar y sostener la vida, generando dependencia y atentan contra la biodiversidad y cultura nacional.

Por lo tanto, rechazamos:

• Todas las formas de propiedad intelectual sobre los organismos vivos y su conocimiento asociado.

• El control corporativo sobre la vida ya que genera monopolio y dependencia.

• Toda forma de transgenia y aquellas tecnologías que impiden la reproducción libre de la semilla.

• La biopiratería.

• Las leyes ilegítimas que criminalizan el libre flujo y multiplicación de las semillas.

• Las leyes ilegítimas que validan las prácticas que amenazan la vida.

• La utilización de agroquímicos, los monocultivos y toda política y práctica que agreda la vida y atente contra la salud de los ecosistemas.

• Toda inversión pública en la investigación, promoción, fomento y desarrollo de tecnologías que producen semillas degenerativas y sujetas a propiedad intelectual.

Proponemos a la agroecología y a las prácticas agrícolas ancestrales como una solución los problemas ecológicos, sociales y culturales que afectan al mundo y al país. Es además una herramienta que permite independizarnos del sistema agroalimentario corporativo fomentando la autonomía de los pueblos.

Nos comprometemos a:

• Seguir intercambiando semillas de vida a nivel planetario.

• Investigar, recuperar y compartir prácticas ancestrales agroecológicas de crianza de semillas.

• Fomentar el intercambio y expansión de conocimiento relacionados con la agroecología y prácticas agrícolas ancestrales.

• Promover la conservación de la diversidad biológica y cultural.

• Promover la educación a todos lo niveles para el cultivo, reproducción y difusión de semillas por medio del diálogo de saberes.

• Fortalecer los vínculos y expandir el Movimiento de Semillas Libres.

• Criar y multiplicar semillas con técnicas y visión agroecológica y ancestral.

• Proteger los centros de origen y de diversidad y liberar territorios de contaminación transgénica.

• Trabajar por la dignificación de la vida en el campo, reconociéndola como una forma de desarrollo sustentable y autosuficiente.

• Fortalecer a las personas individuales, productores familiares, comunidades  y entes autónomos como reproductores y difusores de semillas y de modo abierto y participativo.

Hacemos un llamado a organizarnos, trabajar y coadyuvar con los movimientos nacionales, latinoamericanos e internacionales en la defensa de las semillas libres. Ω

www.viaorganica.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *