El huerto urbano, fácil y en casa

huerto

Mirén Grovas | Quimica farmacobiologa / Miriam Zamorano | Maestra en Ciencias.-

Tenemos el paradigma de que cultivar alimentos de manera urbana y orgánica es difícil o imposible. De forma real, un huerto en casa no requiere ni demasiado tiempo ni demasiado esfuerzo, aunque sí exige un mínimo de ganas de trabajar y cierta sensibilidad hacia la naturaleza.

Para instalar un huerto en casa

1. El espacio. Con un espacio mínimo 50 X 25 X 20 cm  que es lo que mide nuestro sistema de cultivo más pequeño podemos obtener, por ejemplo, una producción adecuada de las hierbas aromáticas más utilizadas.

Si disponemos de una terraza o balcón puedes cultivar en ella una gran variedad de hortalizas: algunas lechugas, rabanitos, tomates, acelgas o calabazas, además de numerosas plantas aromáticas, medicinales y ornamentales. Como ves el espacio no importa.

2. Luz y orientación. Algo importante y en lo que tenemos que poner mucha atención en nuestro huerto es que esté orientado al sur o, por lo menos, que reciba varias horas al día luz solar. Si nuestro huerto no recibe sol directo pero hay una pared cercana que refleje su radiación esto puede ser suficiente.

3.Agua. El riego también es un punto al que debemos darle importancia ya que de él depende que nuestros cultivos se desarrollen adecuadamente. El exceso de agua crea problemas de podredumbres, hongos parásitos y la carencia de esta  puede también ser perjudicial para el desarrollo. Una opción que nos ha funcionado es el uso de las ollitas sol para el riego, ya que este sistema tiene la ventaja de proporcionar la cantidad necesaria para que las raíces se mantengan en óptimas condiciones y al mismo tiempo estaremos ahorrando agua y tiempo.

4. Semillas y semilleros. La gran diversidad de plantas que puedes tener en  tu huerto -aunque sea un pequeño espacio- implica disponer de semillas adecuadas. Para tener acceso a ellas, existen asociaciones o empresas interesadas en la recolecta de semillas sobre todo de polinización abierta, las cuales tienen muchas ventajas sobre las semillas comerciales y también existen actualmente grupos de agricultores ecológicos que promueven el intercambio, por tanto el tener semillas adecuadas puede ser muy fácil. Podemos realizar semilleros domésticos en pequeños recipientes reciclados -botes de yogurt, cartón de huevo,  de envases desechables, etc.- y mantenerlos en algún lugar dentro de nuestras casas, por ejemplo cerca de una ventana que le dé el sol y calor adecuado.

5. Trasplante es una operación delicada pero fácil de realizar, en la que lo más importante es dañar lo menos posible las raíces y que no falte el riego hasta su nuevo enraizamiento en el huerto o en el macetero.

Diseño y planeación

El diseño de nuestro huerto es lo primero que debemos fijarnos en la mente, pues conviene realizar una buena planeación y por tanto distribución de los espacios disponibles, con el fin de aprovecharlos al máximo y conseguir los mejores resultados.

De igual importancia que la planeación y diseño es la visualización de  los cultivos que deseamos realizar en el huerto, para ello es necesario que reflexionemos sobre nuestros gustos culinarios y las necesidades de consumo diario.

miriam@mureco.org / miren@mureco.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *