Aborto legal, Derecho fundamental

aborto

  • “De abril del 2007 al 30 de abril de 2016 se han realizado 158,583 interrupciones de embarazo en el Distrito Federal, donde Querétaro ocupa  el 6° lugar de entidades que acuden a este procedimiento de interrupción;  es importante señalar que el 62.1% de esta población es católica.”(1)

Daniela Zárate  |  Activista.-

Hablar de aborto implica meternos en un tema impregnado de discursos opresores y machistas, donde no importa cuál haya sido la circunstancia para que se diera un embarazo, por muy accidental, inesperado o violento que sea pareciera ser el deber de TODAS LAS MUJERES como “Buenas Mujeres” tener ese producto, porque “él/ella no tiene la culpa de haber venido al mundo en esas condiciones”, porque si la mujer renuncia a ser madre, de inmediato tendrá el rechazo de quienes creen en un Dios y de la sociedad entera, así como la etiqueta de “puta” o de “sucia”, por no haberse esperado a un matrimonio para tener prácticas sexuales.

¿Parece esto una exageración? Varias personas soñamos, anhelamos que esto fuera una simple exageración, sin embargo, no es así, en México el aborto es aún un delito para el que dependiendo del caso y de la entidad, será la sanción. Ciertamente cada entidad federativa tiene sus causales para poder interrumpir el embarazo, en el caso de Querétaro hay dos situaciones: por violación e imprudencial. Cabe destacar que el acceso a estas causales es deplorable, ya que no se cuenta con un protocolo a seguir cuando llegue una mujer en alguna de estas de situaciones; lo único (pareciera ser) que se tiene como costumbre es culpar a la mujer por este embarazo con discursos machistas ejercidos tanto por hombres como por mujeres: “De seguro provocaste lo que te paso”, “Por promiscua, esto te ganas”, “Si ya abriste las piernas, abre tu corazón para pensar en esa vida que llevas dentro de ti”.

Pareciera que aún se sigue creyendo que los embarazos son obra de una sola persona y que no hay hombres poniendo espermatozoides, por eso se culpa de todo a la mujer.

Muchas personas piensan que abortar es fácil, simplemente tomas la decisión y vas a un lugar a pagar por que te practiquen un aborto por aspiración manual o te den una “pastillita”, o vas con una vecina/ chamán a que te de hierbas y ya, “se acabó el problema”

¿Qué pasa con esas mujeres que no tienen el recurso para pagar un particular?, ¿Qué sucede con esas mujeres que no saben que están embarazadas y de pronto hay un aborto espontáneo?, ¿Qué ocurre con esas mujeres que no tienen una interrupción de embarazo segura?

En el primer caso, como lo mencioné anteriormente, recurren a abortos clandestinos donde no cumplen con los lineamientos de salubridad ni con el material adecuado para llevar a cabo esta práctica, en el segundo caso pueden ser mujeres que al momento de llegar al hospital por alguna complicación, sean criminalizadas e inmediatamente denunciadas a las “honorables y eficaces” autoridades del ministerio público por sospechosas de haberse provocado un aborto, y en el tercer caso, como menciona el informe de GIRE, Omisión e Indiferencia (2013), el aborto realizado en condiciones inseguras y marcos legales restringidos se relaciona con una elevada morbilidad y mortalidad materna.(2)

¿Sigues creyendo que decidir sobre la maternidad es fácil? Veamos qué dice el Código Penal del Estado de Querétaro acerca del aborto:

Artículo 136. comete el delito de aborto el que causa la muerte al producto de la concepción hasta antes del nacimiento

Artículo 138. a la mujer que se procure el aborto o consienta en que otro la haga abortar, se le aplicará de uno a tres años de prisión. (3)

Decidir sobre nuestros cuerpos y sobre la maternidad se vuelve un delito, insisto, no importa si fuiste violada por un familiar, un extraño o por tu pareja, si hubo fallo de algún método anticonceptivo, la cuestión es que para la sociedad, la mujer DEBE resignarse y seguir con el embarazo así NO LO QUIERA, y si es tu decisión no tenerlo, la sociedad te obliga a declinar sobre tu decisión o darte por vencida, las personas anti derechos (en especial quienes mantienen fundamentalismos religiosos) te dan un discurso “a favor de la vida” diciendo “¿Quién eres tú para quitarle la vida a ese bello ser que tienes dentro?” (Sin importarles la vida de las mujeres embarazadas); o el discurso clásico de clásicos: “¿Te hubiera gustado que a ti, tu madre te abortara?”. Esto solo da cuenta del mundo tan retrógrada en el que estamos, una sociedad que prefiere tener nuevos habitantes desde la culpa, las maternidades forzadas, la represión y el miedo de las mujeres.

Sin embargo, que el aborto esté penalizado no implica que mujeres no recurran a él, lo único que están haciendo con estas leyes es que más mujeres estén muriendo en la clandestinidad, o estén siendo encarceladas, o vivan maternidades impuestas, no gozosas, y que el movimiento anti feminista siga creciendo, ese movimiento que teme por el potencial de la humanidad cuando se une para exigir y defender los derechos de las mujeres, aquel movimiento que no quiere permitir la autonomía y libre elección de las mujeres y tiene miedo al cambio positivo que se puede generar con equidad y respeto, este movimiento que cada día nos hunde a la humanidad, el movimiento anti mujeres y humanidad basado en la violencia y el control, llamado machismo. Ω

Citas

1. www.gire.org.mx/nuestros-temas/abortos/cifras

2. http://informe.gire.org.mx/caps/cap1.pdf.

3. http://info4.juridicas.unam.mx/adprojus/leg/23/931/143.htm?s=

Fb: /DdeserJovenesQro

Tw: @DdeserQro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *